Reforma Fiscal 2015

índiceEl año 2015 va a comenzar con una profunda reforma tributaria, cuyas principales medidas se encuentran en tres proyectos de ley en fase de tramitación.

 
 

 

IRPF

  • La medida más significativa es la nueva tarifa aplicable a la base liquidable general en la que se reducen de 7 a 5 el número de tramos así como los tipos marginales. Esta reducción de tipos se acentúa a partir de 2016.
  • Igualmente se produce una rebaja en los tipos impositivos aplicables a la base del ahorro en 2015 y 2016.El intervalo de tipos existente entre el 21-27% pasa en 2015 al 20-24% y en 2016 al 19-23%.
  • La minoración de tipos lleva aparejada una reducción en los porcentajes generales de retención aplicables a las distintas fuentes de rentas. En particular:
  1. Rentas del trabajo.- reducción en la tabla de retenciones conforme a la nueva tarifa.
  2. En el caso de rendimientos de capital mobiliario, actividades económicas, transmisión de participaciones en fondos de inversión, arrendamiento y subarrendamiento de inmuebles urbanos, el porcentaje general de retención aplicable se reduce desde el 21% del 2014 al 19% en 2015 y 18% en 2016.
  3. En el caso de actividad económica que ha obtenido un volumen de ingresos inferior a 15.000 euros en el ejercicio anterior, y que supone más del 75% de la suma de estos ingresos junto con los del trabajo, el porcentaje de retención aplicable será del 15% (medida ya anticipada por el RDL 8/2014).
  4. En el caso de rendimientos del trabajo percibidos por la condición de administradores y miembros de consejos de administración el porcentaje actual del 42% se reduce al 37% en 2015 y al 35% a partir de 2016. Si los rendimientos provienen de entidades con un importe neto de la cifra de negocios inferior a los 100.000 euros, el porcentaje de retención será del 19%.
  • Se establece como importe máximo exento de tributación en el caso de indemnizaciones por despido o cese del trabajador el de 180.000 euros.
  • Aparece un nuevo producto financiero con ventajas fiscales, el Plan de Ahorro a Largo Plazo. Estos planes de ahorro pueden instrumentarse mediante seguros individuales de vida a largo plazo (SIALP) o cuentas individuales de ahorro a largo plazo (CIALP). La especialidad de estos productos es que sus rendimientos quedan exentos siempre que no se efectúen disposiciones antes de cinco años y se aporten cantidades inferiores a 5.000 € anuales.
  • Se suprime la exención aplicable a los primeros 1.500 euros de dividendos percibidos.
  • El régimen transitorio de abatimiento aplicable a las plusvalías obtenidas por la transmisión de elementos adquiridos antes de 31/12/1994 se ve modificado de forma que tributarán íntegramente (sin coeficientes de abatimiento) aquellas transmisiones que superen un valor acumulado de 400.000 € desde 01/01/2015.
  • Se produce la eliminación de los coeficientes de actualización aplicables al valor de adquisición de los bienes inmuebles transmitidos. El efecto de esta medida supondrá un incremento en la tributación de las plusvalías de hasta un 68% (para inmuebles adquiridos en 1995).
  • Desaparece la distinción de tributación entre las plusvalías obtenidas en más y menos de un año. Ahora todas las plusvalías tributarán en la base del ahorro.
  • El importe obtenido por la venta de derechos de suscripción de acciones cotizadas y no cotizadas pasa a tributar como ganancia patrimonial.
  • Podrán excluirse de tributación las plusvalías obtenidas por mayores de 65 años siempre que el importe total obtenido por la venta sea destinado, en el plazo de 6 meses, a constituir una renta vitalicia asegurada. La cantidad máxima que se puede destinar a la constitución de la renta es de 240.000 euros. Si el importe reinvertido es inferior a lo percibido, se excluirá de tributación la parte proporcional.
  • El porcentaje general de reducción aplicable a los rendimientos irregulares (con período de generación superior a dos años) baja del 40% al 30%. Además se establece un límite general de 300.000 euros como cuantía máxima a la que aplicar la reducción del 30%.
  • Se eliminan la deducción por alquiler de vivienda habitual y la deducción por cuenta ahorro-empresa, aunque se mejoran las deducciones por familia numerosa y discapacidad.
  • La reducción del 100% para los alquileres de vivienda a inquilinos con edad comprendida entre los 18 y los 30 años se elimina.
  • El requisito de local exclusivo para que el arrendamiento se considere actividad económica desaparece, exigiéndose únicamente una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa.
  • Para las actividades en estimación directa se elimina la reducción del 5% del rendimiento neto y se sustituye por una minoración máxima de 2.000 euros en concepto de gastos de difícil justificación.
  • El régimen de estimación objetiva optativo para determinadas actividades económicas es objeto de una especial “remodelación”, con entrada en vigor desde el 1 de enero de 2016.
  • Se modifica el tratamiento de las reducciones de capital con devolución de aportaciones, de forma que la parte recibida que se corresponda con reservas generadas por la sociedad, tributa como capital mobiliario y no reduce en primer lugar el valor de adquisición. Este mismo criterio se aplica a la distribución de la prima de emisión de acciones o participaciones.
  • Las reducciones por aportaciones a sistemas de previsión social (planes de pensiones, mutualidades de previsión social, planes de previsión asegurados) también se ven modificadas, al bajar el importe anual máximo con derecho a reducción en la base imponible de 10.000 a 8.000 euros. Además ya no hay una mayor reducción en el caso de edades superiores a los 50 años.
  • El límite de reducción por aportaciones a sistemas de previsión social del cónyuge aumenta de 2.000 a 2.500 euros.
  • El régimen transitorio de reducción del 40% aplicable a las prestaciones de planes de pensiones percibidas en forma de capital que se correspondan con aportaciones realizadas hasta 31-12-2006 sólo será aplicable en el año de la contingencia o en los dos siguientes. Para ejercicios anteriores a 2015 se establece un plazo para rescatar el plan de pensiones y no se pierda el derecho a reducción (hasta el 31-12-2018 para contingencias acaecidas en los ejercicios 2010 o anteriores y los ocho años siguientes para contingencias acaecidas entre 2011 y 2014).
  • El mínimo personal del contribuyente que reduce la base imponible aumenta de los 5.151 euros a los 5.550 euros. Si el contribuyente tiene más de 65 años el mínimo personal pasa de 6.069 a 6.700 euros y para una edad superior a los 75 años de 6.672 a 6.950 euros.
  • Se ven incrementadas las reducciones por descendientes así como el resto de reducciones por ascendientes, hijos menores de 3 años, discapacidad.
  • Las cuotas de afiliación y aportaciones a partidos políticos pasan de minorar la base imponible a dar derecho al 20% de deducción sobre la cuota íntegra, con un límite de 120 euros.
  • Se suprimen todas las deducciones por compensaciones fiscales que cada año iban prolongando las leyes de presupuestos.
  • Desde el 1 de enero de 2016 las sociedades civiles con personalidad jurídica dejan de tributar en el régimen de atribución de rentas de IRPF para pasar a tributar por el Impuesto sobre Sociedades. Para este tipo de sociedades que prefieran disolverse a cambiar de régimen tributario se crea un régimen transitorio con exenciones y otros beneficios fiscales.
  • Aumenta el porcentaje de deducción por donativos realizados a entidades sin fines lucrativos. Del 20% de deducción actual se pasa a un 75% aplicable a los primeros 150 euros y un 30% al resto.
  • Se establece la posibilidad de regularizar las pensiones procedentes del exterior y que no han sido declaradas mediante la presentación de declaraciones complementarias de los ejercicios no prescritos sin la exigencia de ningún tipo de sanción, recargos e intereses. El plazo de regularización finaliza el 30 de junio de 2015.

Además de las novedades propuestas en el Proyecto de Ley para los ejercicios 2015 y siguientes, durante el ejercicio 2014 se han aprobado varias medidas de interés y con efectos desde 01/01/2014:

  • Se declara exenta la ganancia patrimonial obtenida por la dación en pago o por la ejecución hipotecaria de la vivienda habitual del contribuyente. Además, en estos casos, se introduce la exención en el pago del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía municipal).
  • Se permite la compensación de los rendimientos negativos procedentes de deuda subordinada o participaciones preferentes y generados entre 2010 y 2014 con otras rentas positivas de la base del ahorro (rendimientos de capital mobiliario o ganancias patrimoniales de más de un año) o con ganancias patrimoniales de menos de un año.

IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES

  • El tipo impositivo de gravamen general se reduce del 30% al 28% en 2015 y al 25% a partir de 2016. Para entidades de nueva creación el tipo se mantiene en el 15% para el primer período impositivo en el que se obtenga una base imponible positiva y para el siguiente.
  • Se incorpora a la Ley el concepto de actividad económica, de forma que aquellas sociedades que realmente no realicen una actividad no podrán aplicar ciertos beneficios fiscales.
  • Se simplifican los coeficientes de amortización con la aparición de una única tabla aplicable a cualquier actividad económica.
  • Se establece la no deducibilidad del deterioro de valor del inmovilizado material, intangible, inversiones inmobiliarias y de valores representativos de deuda. Esta limitación supone que las únicas pérdidas por deterioro registradas contablemente que son deducibles fiscalmente sean las vinculadas a existencias y créditos a cobrar.
  • Se limita la deducibilidad de los gastos por atenciones a clientes o proveedores al 1% del importe neto de la cifra de negocios del período.
  • Se mantiene la limitación a la deducibilidad de los gastos financieros por el 30% del beneficio operativo del período, pero actualizando este último concepto y desapareciendo el plazo de 18 años para poder aplicar el exceso de gastos financieros no deducidos. Recordemos que, en cualquier caso, son deducibles en su totalidad los gastos financieros netos hasta el importe de un millón de euros.
  • Desaparecen los coeficientes de corrección monetaria aplicables al precio de adquisición de los bienes inmuebles en el caso de transmisión y que minoraban el resultado obtenido.
  • Respecto al régimen de empresas de reducida dimensión se elimina el tipo de gravamen reducido para este tipo de entidades a partir de 2016. Durante 2015 aún pueden aplicar un tipo reducido, inferior al general del 28%, de la siguiente forma:
  1. Por la parte de base imponible hasta 300.000 euros, el tipo del 25%.
  2. Por el resto de base, el tipo del 28%.
  • Desaparecen la deducción por inversiones medioambientales, la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios y la deducción por inversión de beneficios.
  • Para compensar la eliminación de estas deducciones aparece un nuevo concepto tributario: la Reserva de capitalización. Esta reserva supone que se permite minorar la base imponible en el 10% del incremento experimentado en los fondos propios, bajo ciertos requisitos:
  1. Que el incremento de los fondos propios se mantenga durante al menos 5 años, salvo que existan pérdidas.
  2. Que se dote una reserva indisponible durante los 5 años por el importe de la reducción de la base imponible.
  • Para las empresas de reducida dimensión aparece también la denominada Reserva de Nivelación de Bases Imponibles. En este caso, las empresas pueden minorar el 10% de la base imponible positiva obtenida en el ejercicio, minoración que no puede exceder del millón de euros. El importe de la minoración servirá para compensar las bases imponibles negativas que se obtengan en los 5 ejercicios siguientes. Si transcurridos los 5 ejercicios existe saldo no compensado, se adicionará a la base imponible obtenida en el sexto año. En todo caso se debe dotar una reserva indisponible.

En consecuencia, este “beneficio fiscal” tiene las siguientes características:

  1. Constituye un diferimiento de la tributación, no un verdadero ahorro fiscal. En el ejercicio de minoración se tributa al 22,5% frente al 25%, pero la minoración tributa con posterioridad.
  2. Es una opción que pretende incentivar al ahorro a empresas que prevean obtener pérdidas en ejercicios futuros.
  • Las deducciones por investigación, desarrollo e innovación tecnológica, la deducción por actividades de producción cinematográfica y las deducciones por creación de empleo se revisan y mejoran algo.
  • La normativa de operaciones vinculadas también se revisa, exigiéndose una menor documentación acreditativa en determinados casos.
  • Desaparece la limitación temporal a la compensación de bases imponibles negativas (hasta ahora de 18 años), pero, por el contrario, se limita su compensación al 60% de la base imponible positiva previa a la aplicación de la reserva de capitalización. En cualquier caso, este límite no se aplica para el primer millón de euros.
  • La problemática sobre el plazo de prescripción general de 4 años y la comprobación de la veracidad de las bases imponibles negativas se resuelve con la regulación expresa de un plazo de prescripción de 10 años para el derecho de la Administración para comprobar o investigar dichas bases negativas.
  • El mecanismo de eliminación de la doble imposición de dividendos vía deducción se cambia por el de exención, siendo necesaria un porcentaje de participación igual o superior al 5% o un valor de adquisición superior a 20 millones de euros para tener derecho a la exención total de los dividendos percibidos. Si no se cumple ese porcentaje o valor, los dividendos tributan en su totalidad, cuando hasta ahora tienen derecho al 50% de deducción. De este modo, dividendos por participaciones en sociedades no significativas que con la actual Ley tributan entre el 12,5% y el 15%, pasan a tributar al 28% en 2015 y al 25% a partir de 2016.
  • Respecto a los dividendos obtenidos de entidades no residentes, para tener derecho a la exención se exige además que la entidad participada haya tributado al menos el 10% por un impuesto análogo, o que exista convenio de doble imposición.
  • La minoración en el tipo impositivo del impuesto supone un perjuicio para aquellos contribuyentes que se acogieron a la actualización de balances de diciembre de 2012, ya que la amortización de la revalorización activada supondrá un menor ahorro fiscal del inicialmente esperado. Por ello, se crea una deducción del 5% de dicha amortización desde 2016 y del 2% en 2015.

IVA

  • Se establecen nuevas reglas de localización de los servicios de telecomunicación, radiodifusión, televisión y los realizados por vía electrónica.
  • Los equipos médicos, aparatos, productos sanitarios y demás instrumental de uso médico y hospitalario pasan a tributar al 21% frente al 10% anterior. Se mantiene el tipo reducido para productos destinados al tratamiento en deficientes físicos, mentales, intelectuales o sensoriales.
  • En el Régimen Especial de las Agencias de Viaje se introduce la posibilidad de aplicar el régimen general a ejercitar operación por operación, siempre que el destinatario sea un empresario o profesional con derecho a deducción de las cuotas soportadas.
  • En el caso de la renuncia a la exención de IVA en las transmisiones inmobiliarias no se exige que el empresario o profesional adquirente tenga derecho a la deducción total del impuesto en función del destino previsible, sino que basta con que tenga el derecho a la deducción total o parcial en función de su destino o que el bien se utilice, total o parcialmente, en operaciones que den derecho a deducción. De este modo, se amplían las posibilidades de sujetar estas operaciones al IVA.
  • La minoración de la base imponible en caso de concurso de acreedores se puede realizar desde la fecha de auto de declaración hasta dos meses después de su publicación en el BOE. Hasta ahora sólo se podía modificar la base hasta la fecha de publicación, no después.
  • Se amplía el ámbito de aplicación de la prorrata especial, al disminuir del 20% al 10% el porcentaje admisible de diferencia entre cuotas soportadas deducibles aplicando la prorrata general frente a las deducibles con la prorrata especial.
  • En las transmisiones de patrimonio empresarial no sujetas al impuesto se permite que la transmisión sea susceptible de constituir unidad económica autónoma en el transmitente. La norma actual sólo señala que el patrimonio transmitido debe ser unidad económica autónoma.

IMPUESTO SOBRE EL PATRIMONIO

La Ley de Presupuestos para 2015 vuelve a demorar hasta 2016 la aplicabilidad de la bonificación del 100% sobre la cuota íntegra del Impuesto.